Los sistemas de fitodepuración, también denominados humedales artificiales o fitodepuradoras son sistema de depuración totalmente naturales que aprovechan la contribución de la capacidad depurativa de diferentes tipos de plantas, así como su elevada capacidad para transferir oxígeno al agua.

En los últimos años han aumentado considerablemente el interés hacia estos sistemas y su implantación, debido principalmente a que no suelen tener ningún coste energético, a su óptima integración en el entorno natural y a sus excelentes resultados depurativos. Además de estas importantes ventajas, los sistemas de fitodepuración necesitan muy poco mantenimiento y pueden soportar fuertes variaciones de carga hidráulica y orgánica.