Las aguas contaminadas con aceites de origen mineral e hidrocarburos necesitan un tratamiento específico para eliminar estas sustancias antes de su descarga en cualquier cuerpo hídrico natural o en el terreno. Fabricamos separadores de hidrocarburos en vitroresina con capacidades que van desde 300 litros hasta 80, 000 litros, de varios modelos y para cualquier necesidad específica.

Nuestros sistemas de separación de aceites e hidrocarburos aprovechan la diferencia de peso específico entre las grasas y el agua, por efecto de su menor densidad y con velocidad ascensional del orden de entre 5 y 15 m/h, y utilizando filtros coalescentes de alto rendimiento que aumentan notablemente el rendimiento de nuestros separadores de hidrocarburos.